Un material que siempre trae de cabeza

El material escolar suele ser un material que siempre trae de cabeza a muchas madres ya que o bien los niños no lo cuidan como debieran, o se lo quitan o directamente lo pierden. Son muchas las casas en las que este tipo de material resulta ser un problema serio, la llegada del nuevo curso hace que las listas de material escolar se multipliquen y sean muchas las cosas que se deban comprar, es verdad que en muchas casas acaban reciclando, pero es que de nada sirve cuando nos damos cuenta que hay que comprar mucho más material del que pensamos. Y es que lejos de ser solo esa lista, con el paso de los meses nos damos cuenta que con eso no tiene ni para empezar por lo que tener siempre a mano una buena despensa nos hará estar preparadas cuando los niños nos digan que les hace falta un bolígrafo o un rotulador.

La verdad es que nunca me había parado a pensar el dineral que se llega a gastar en este tipo de material, cuando mi hijo me decía mamá necesito un cuaderno, mamá necesito un lapicero, yo iba enseguida y se lo compraba, pero a la hora de ir sumando te das cuenta que los gastos son considerables y que un poco de aquí y un poco de allí puede llegar a desestabilizar tus cuentas. Fue entonces cuando empecé a estar más pendiente, por ejemplo, cuando le compraba un lápiz apuntaba el día, las ceras de colores y rotuladores al igual que los cuadernos también y empecé q contabilizar el tiempo, y me di cuenta que se desgastaba demasiado deprisa, la verdad es que mi hijo tiene el problema de hacer demasiada punta por lo que el lápiz enseguida se quedaba pequeño y ni siquiera lo podía utilizar para escribir, evidentemente en el cole yo no podía estar pendiente y decírselo al profesor podría resultar una soberana tontería.

Así que la opción que me quedaba además de enseñarlo a no hacer tanta punta. Era buscar un sitio en el que comprar algo más barato, comprar en cantidades grandes y que nunca me faltará en casa, dicho y hecho encontré mercamaterial.es una papelería online que me pone unos precios muy asequibles con los que tener mis cajones llenos no me resulta caro en absoluto, la mejor manera de comprar un buen material escolar.