Como cuidar su Renault

Renault es una de las marcas que se ha ganado el favoritismo de muchos por su alta durabilidad y resistencia. Algunos de sus modelos se destacan con el gran número de ejemplares vendidos, como el Mégane, el cual se ha vuelto referente en su segmento.

Por su parte, no hay que olvidar que el mantenimiento es clave para prolongar la vida útil de cualquier vehículo, ya que esto permite que todos sus componentes se mantengan en buen estado y funcionen de manera óptima. Algunos de los cuidados que debe tener para que su coche perdure por más tiempo son:

Cambio de aceite: el cambio de aceite es una de las principales tareas para propiciar el buen funcionamiento de su vehículo. Para ello debe llevar un control del plazo en el que corresponde hacerlo. Por lo general, para los Renault es recomendado efectuar el cambio cada 30.000 km; sin embargo, puede realizarse antes si es necesario, como por ejemplo si está contaminado.

Cambio de los filtros: los Renault, al igual que otros coches, tiene varios filtros como el del motor y el de aire. Estos evitan la intrusión de impurezas, que puedan ser perjudiciales para la máquina o para los ocupantes del vehículo. En el manual de usuario puede conseguir todas las especificaciones para cada tipo de filtro.

Cambio de la correa de distribución: la correa de distribución es un elemento bastante delicado del cual se debe estar muy atento, en virtud de que es vital para la sincronización de múltiples elementos. Los daños que ocasiona al romperse pueden ser muy graves, por ello es recomendable que se chequee en cada revisión. Según Renault, como media general, es recomendable que sea reemplazada cada 5 años, aunque podría ser antes según el modelo de coche o si muestra señales de deterioro.

Control  de los frenos: debe tenerse especial cuidado con el sistema de frenos, por ser parte clave dela seguridad del vehículo. Es conveniente que se verifique por lo menos cada 20.000 km, no obstante, podría ser antes si siente alguna anomalía, como temblores al frenar, vibraciones o ruidos.

Un coche no es para siempre, pero podría llegar a ser algo muy parecido. Para atender las reparaciones no es preciso gastar demasiado; utilizando piezas de segunda mano puede reducir el desembolso. Consultando en un desguace de renault es posible conseguir los recambios necesarios por mucho menos, que en una tienda comercial convencional de repuestos nuevos. Aparte, hay centrales de desguaces online, que hacen que sea aún más fácil localizar cualquier empresa del sector dentro del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *