Prevención de riesgos en el almacén

El desarrollo de cualquier tipo de trabajo implica un riesgo, de acuerdo al tipo de actividades que se ejerzan puede ser bajo o alto. Dentro de un almacén todo el personal que ahí labora tiene el derecho y el deber de conocer todo con respecto a accidentes laborales y normas de seguridad.

Se denomina riesgo laboral a la posibilidad que tiene un trabajador de sufrir algún tipo de lesión, cuyo origen sea directamente derivado del trabajo que desempeñe. Toda empresa tiene la obligación de contar con una manual de seguridad e higiene industrial que vele por el bienestar de sus trabajadores.

La prevención de riesgos laborales son todas aquellas actividades o estrategias destinadas a disminuir los riesgos derivados del trabajo. Una empresa que cumplan con todas estas normativas genera mayor desempeño por parte del trabajador y por ende una mejor tasa de productividad para la empresa.

El termino de accidente laboral también es importante tenerlo presente y no es más que la lesión o daño ya generada, puede ser de tipo orgánica o psicológica, imposibilitando al trabajador de realizar alguna actividad, inclusive llegar a ocasionar la muerte.

Una enfermedad laboral u ocupacional son los estados contraídos o agravados durante el ejercicio del trabajo. Bien sea como consecuencia de efectuar una actividad repetitiva y constante o por exposición a algún elemento en el ambiente laboral.

Riesgos del personal de almacén

El personal de almacén de una compañía corre muchos riesgos si no implementa las medidas de seguridad adecuadas, con el fin de prevenir accidentes. De acuerdo a la actividad de la empresa se deberán identificar los posibles riesgos. Dentro de un almacén se debe cumplir con lo siguiente:

  • Buena ventilación e iluminación
  • Señalización
  • Acceso a los extintores
  • Salidas de emergencia debidamente señalizadas y libres de obstáculos
  • Pasillos lo suficientemente anchos para el paso de elementos de transporte como las carretillas
  • Caminos destinados al paso de personas

El personal debe contar con los implementos de seguridad adecuados en función del cargo que ejerzan. El equipo de protección personal (EPI) consta de:

  • Protectores de la cabeza: cascos de seguridad, cascos de protección contra choques e impactos.
  • Protectores de oído: tipo tapones, desechables, orejeras, cascos antirruidos.
  • Protectores de ojos y de la cara: gafas de montura y pantallas faciales
  • Protectores de manos y brazos: guantes y manoplas
  • Protectores de pies y piernas: calzado de seguridad, rodilleras
  • Protectores del tronco y abdomen: chalecos contra agresiones químicas y mecánicas.

Todo lo antes mencionado es con el fin de aportar un ambiente de trabajo seguro para el empleado. Evitando algún accidente que puede tener consecuencias irreversibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *