Datos curiosos sobre el paintball que van a sorprenderte

paintball madrid

El paintball es un deporte muy amado por la gente porque es algo que combina el deporte con la diversión. Hace falta encontrar el sitio perfecto para poder disfrutar de un momento con tus amigos o con tu familia. Pero no te preocupes, porque en este artículo vamos a  ayudarte con la tarea de encontrar el sitio perfecto para jugar a este juego. Solo tienes que hacer clic en la web de paintball Madrid y reservar tu partido. 

Además, a continuación vamos a dejarte una lista de datos curiosos que quizás no sabías sobre el paintball. Si te ha entrado la curiosidad ¡sigue leyendo!

  1. El ganador de la primera partida de paintball de la historia consiguió ganar sin tener que disparar ninguna bola.

Aunque sigue habiendo duda sobre si esa anécdota es real o falsa, se dice que el primer jugador que ganó un partido de paintball lo logró sin tener que utilizar ninguna bola de pintura. La verdadera duda surge si pensamos en la forma en el que el jugador ha conseguido eliminar los adversario y ganar el juego; sin embargo, si lo pensamos bien, las posibilidades son muchas aunque raras.

  1. El paintball es un deporte que se juega en más de 100 países y en todos los continentes.

Como hemos mencionado al principio del artículo, el paintball es un juego muy amado por mucha gente. Es por esta razón que hoy día existen muchas personas que prefieren jugar a paintball Madrid, antes de escoger otro deporte.

  1. Las bolas de pinturas van a 300km por hora.

Debido a eso, si nos golpean con una bola muy de cerca, pueden hacernos danos y dejarnos un pequeño moratón. Es por esta razón que todos los monitores obligan a los participantes que, a la hora de disparar el enemigo, si se encuentran muy cerca de él, levanten la mano y no disparen. Pero no te preocupes porque con el traje que te proporcionarán antes de empezar el juego, si te golpean lo que vas a notar es más bien un pellizco.

  1. Las bolas de pintura están hechas con materias biodegradable y no son tóxicas.

De hecho, están hechas con gelatina y de material comestible. Pero que no te entren ganas de probarla, aunque sean comestibles, saben fatal.

  1. Las bolas no se pueden congelar.

Existe otra anécdota que comparten los jugadores de paintball. Al parecer existe un jugador que una vez decidió congelar las bolas de pintura antes del partido. Una bola congelada hace más danos, por lo que, para evitar que el paintball se convierta en un juego violento, los fabricantes de estas bolas han decidido añadir anticongelantes ecológicos a ella, para que aunque alguien lo intente, sea imposible que se congelen. De hecho, cuando las bolas están expuestas a temperaturas muy bajas vuelven incluso más frágiles.