Como abrir puertas de seguridad

Las puertas de seguridad en los últimos tiempos han venido siendo un reto para todos los cerrajeros en el mundo, puesto que cada día más las empresas diseñadoras de puertas buscan que la seguridad sea mucho mayor, todo con el fin de evitar los continuos robos.

Es por ello, que cada vez es más complicado abrir alguna cerradura trabada, sin embargo esos no los ha detenido de inventarse nuevas técnicas, siendo lo más importante en este caso consultar a los expertos en al área tales como https://www.cerrajeroscoslada.es/.

Así pues, lo primero que debemos tener en cuenta que las cerraduras de seguridad son aquellas que tienen algún mecanismo extra que impiden que las mismas puedan ser abiertas con facilidad.

Existen dos tipos en general, las embutidas que son todas aquellas que no vemos, es decir, de la cerradura, solo vemos el pomo que va en la puerta; y, las de sobreponer que son aquellas que se pueden ver desde adentro de la casa.

Si bien cada una tiene su límite de seguridad, al intentar abrirlo debemos tener en cuenta al cual tipo de seguridad nos estamos enfrentando, puesto que con ello conseguiremos mucho más fácil abrir la puerta.

La seguridad puede ser simple, esto se refiere a que la seguridad que aporta la puerta se debe que solo un punto de la misma tranca la puerta, a diferencia de la de varios puntos, que son las que al pasar la llave le salen tubos de diferentes direcciones.

¿Cómo abrirla?

Así pues, teniendo en cuenta lo anterior, hablaremos de algunos trucos que puedes aplicar si tu puerta de seguridad se traba y así lograr abrirla.

Una de las técnicas que puedes aplicar y no dejar rastro en la cerradura, en caso de que quieras evitar a toda costa dañar la misma, es el ganzuado.

Esta técnica trata de que con ayuda de unas ganzúas y un tensor, con ellos, te ayudaras para que logres alinear los cierres de la cerradura y con ello liberar la misma para que abra.

El extractor, este método es uno de los más factibles, se realiza colocando un tornillo de alta presión en donde va la llave en el bombín, allí es donde se instala el extractor y luego el mismo succione el bombín hasta partirlo en dos.

Una vez terminado dicho proceso, se abrirá una ventana, a través de la cual se tendrá acceso.