Remedios naturales para tratar la picadura de garrapatas

Así como existen los medicamentos tratados químicamente, pues también se pueden emplear para tratar la picadura de garrapatas los remedios totalmente naturales.

Como ya sabemos, la Borrelia burgdorferi es la causante de provocar estragos en el cuerpo humano y animal, y que esta es adquirida a través de la picadura de la garrapata que es portadora de la bacteria.

Y que, si la enfermedad no es atacada a tiempo en las primeras fases, puede causar problemas permanentes de por vida, pero afortunadamente existen remedios naturales que pueden ser muy oportunos. Por este motivo, a continuación, te informamos sobre el tema.

¿Cómo actuar para tratar la picadura de garrapatas?

Para tratar la picadura de garrapatas, lo primero que debemos hacer es quitar el animal hematófago del área de la piel, y esto se debe hacer con mucho cuidado e inmediatamente.

Para ejecutar esta acción, es necesario que utilices pinzas (no la quemes ni apliques vaselina) adecuadas y tires de la garrapata de forma fija y continua para retirarla completamente y si es posible utiliza guantes para evitar el contacto directo con la misma.

Una vez que la retiraste, procede a lavar el área afectada con agua y jabón para luego aplicar una solución antiséptica como alcohol u otra solución similar a este para que puedas así evitar la infección.

Debes estar atentos a la sintomatología, para que posteriormente consultes con el personal de salud indicado y este te oriente si necesitas tratamiento, análisis sanguíneos, entre otras opciones que el mismo considere.

¿Que usar de forma natural para evitar la picadura?

Repelente de insectos

Para evitar tu encuentro en primera persona con estos animales desagradables, solo debes combinar 9 gotas de aceite de citronela, 1 cucharada de aceite de almendras, 5 gotas de aceite de árbol y 6 de menta, los unes y lo aplicas a través de un spray en la piel expuesta.

Vinagre de sidra de manzana

En este caso, puedes preparar una solución a base de este componente para colocar en la piel, solo debes combinar 4 cucharadas de este ingrediente con 2 tazas de agua y 2 cucharadas de aceite de almendra y mezclarlos para su posterior aplicación.

Ajo

La ingesta de ajo, puede ayudar a que tu organismo mediante su procesamiento genere un repelente natural a través de las glándulas sebáceas que constituyen la piel.

Como habrás visto, es así como, puedes usar elementos totalmente naturales que te ayuden a protegerte y que te permitan poder tratar la picadura de garrapatas y evitar de este modo pertenecer a la asociación pacientes Lyme para no ser una víctima más de las garrapatas portadoras de la bacteria causante de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *