Un augurio malo para los parados

Hoy nos hemos levantado con el mal augurio para los parados de larga duración, con casi cuatro millones de ciudadanos en paro nos damos cuenta como la cosa desde luego no va a mejor. Entre ellos podemos ver a personas entradas en los cuarenta que han perdido su empleo y que no tienen forma de volver a recuperarlo, la mayoría de empresas tienen en cuenta la edad y desde luego ellos no entran en sus planes. Otros ya no tienen la soltura con la que contaban antes de quedarse sin trabajo o la experiencia adquirida de hace muchos años, por lo que merma en gran medida sus expectativas ante un trabajo bien remunerado. Ahora llega el tiempo en el que no queda más que hacer chapuzas de un sitio a otro, cobrando míseros euros por ello y esperando a ver si de una vez al gobierno le da la gana sacar trabajos que por lo menos sean rentables, de esos que dan un sueldo fijo todos los meses y con los que se puede tener por lo menos una expectativas de futuro.

Llegado septiembre nos damos cuenta que muy buena pinta no es que tienen ya que con la destrucción del empleo de verano nos encontramos con la cantidad escalofriante que hemos mencionado y con un montón de personas que se encuentran sin nada o a lo sumo solo pueden agarrarse a un clavo ardiendo como las campañas en las que la agricultura puede ofrecer algo de empleo. Mientras tanto toca vivir de manera precaria donde la pobreza muchas veces roza el umbral, y todavía hay quien se pregunta porque se sigue usando la segunda mano, porque se sigue utilizando una central de desguaces para conseguir enseguida un desguace homologado, desgraciadamente es lo que toca vivir y las expectativas de que esto pueda llegar a cambiar dista mucho de la pura realidad. Seguro que hay personas que piensan que estoy exagerando y que no se llega a tanto, dese luego me baso en estadísticas y lo que me dicen es lo que intento contar dentro de este artículo. Por desgracia la crisis sigue latente y pinta de no seguir así va teniendo muy poca, confiemos en el buen hacer del gobierno que igual cuando quiera terminar el año nos sorprende a todos con la buena noticia de que por fin hay trabajo para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *