¿Eres autónomo? Descubre cómo llegar a fin de mes sin apretarte el cinturón

Desde Gestinver sabemos que no es sencillo llegar a fin de mes con dinero en el bolsillo. Por ello hemos elaborado una breve lista de soluciones fiscales, gestiones y ayudas emprendedores que podrás hacer para conseguir ahorrar un poco más.

1- IVA e IRPF deducibles.

Estos gastos debidamente justificados y registrados conforme a la legalidad te ayudarán a incrementar tu solvencia. Este año se han añadido dentro  de la lista de la deducción el treinta por ciento de los gastos de la vivienda.

En  cuanto a dietas, la deducción será la misma que la  de los trabajadores de régimen general. Además os podréis beneficiar de las deducciones que se aplican por maternidad, descendientes, ascendientes a cargo con discapacidad o familia numerosa.

2- Deducir gastos previos al inicio de la actividad.

Todos los gastos que hayas tenido que hacer para poner en marcha tu negocio, siempre y cuando puedas demostrar y cumplir estos requisitos:

  • Presentar el modelo modelo 036  a Hacienda, haciendo constatar  que quieres empezar un negocio. Deberás marcar la casilla 504 y así quedarás dado de alta en el inicio de actividad. Una vez realizado esto todas las facturas posteriores a tu alta podrán desgravarse.
  • Si has estado un año  sin trabajar e inicias actividad podrás deducir un 20% el primer año y el 20% de IRPF en el segundo.

3- Si tienes un plan de pensiones.

Estas aportaciones también traen consigo una importante ventaja fiscal. Podremos desgravarnos hasta una cantidad máxima de unos 8.000 euros o el 30% de los beneficios netos procedentes de nuestra actividad.

4- Cubren también seguros de salud.

En la Renta no olvides añadir el seguro: aquí te podrás desgravar hasta un máximo de 500 euros por persona (para persona con discapacidad se amplía a 1.500 euros). A parte de esto, podremos incluir la cuota de hijos (hasta los 25 años) y del cónyuge.

5- Pásate a persona jurídica.

La carga fiscal de un autónomo es mayor que la de persona fiscal. Si tu facturación anual supera los 40.000 euros deberías plantearte cambiar de autónomo a sociedad.

6- Recupera el IVA de los impagos con factura rectificativa.

Aunque no nos hayan pagado las facturas (cosa muy habitual en la vida de los autónomos) no te libras de la cita trimestral con Hacienda para declarar y pagar el IVA. Pero en este caso tenemos la posibilidad de recuperar lo que hemos tenido que pagar de impuesto.

Para ello tendremos que realizar un proceso de requerimiento notarial o judicial, demostrar que la factura no se ha cobrado en los seis meses posteriores a su emisión y que el deudor sea autónomo o empresa.

7- Aprovéchate de las bonificaciones que tiene la cuota de autónomos.

Si te acoges a ella y eres nuevo autónomo te supondrá hasta unos 2.700 euros de ahorro durante el primer año. Este ahorro se irá reduciendo hasta el segundo año. Los autónomos menores de 30 y las autónomas menores de 35 disfrutarán de estas  subvenciones durante 3 años.

8- Bonificaciones por contratación.

Si vas a incrementar la plantilla de tu negocio entérate bien de las reducciones en la cuota por contratación.

9- Si no estás trabajando date de baja.

En los periodos de parón, en el caso de que  tu  actividad esté sujeta  a la estacionalidad puedes optar por darte de baja directamente o reducir la base de cotización (siempre que no tengas la mínima). Podrás cambiar hasta 4 veces de base de cotización.

10- Contrata los servicios de una gestoría.

Ahorra en tiempo y dolores de cabeza, evítate errores o llegar tarde a presentar solicitudes. Empresas como Gestinver, además de cubrir todas tus necesidades, te ayudan a buscar inversores, innovar y a sacarle el mayor provecho a tu trabajo. Y si fuera pocos, se ocupan también de proporcionar financiacion para empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *