Una decisión muy meditada

Cuando me decidí a salir del pueblo ia un poco asustada, el ruido de la ciudad me daba un poco de miedo, pero acabo de terminar mis estudios de periodismo y ya es hora de salir adelante por mi misma, hay que a formar las cosas como vienen y desde donde vienen.

Por eso me fui de mi pueblo natal a Barcelona, no sin inconvenientes por parte de mi madre que se negaba en rotundo, cogí la maleta y mi coche y recorrí los noventa y seis kilómetros que hay del pueblo a la capital. Si lo piensas bien no es tanto, eso me permitirá volver siempre que tenga un respiro. He encontrado trabajo en la televisión autonómica de redactora así que estoy muy ilusionada, y me voy a vivir al piso de una a tía mía que se fue al pueblo a quedarse con la abuela que ya está muy mayor. Así que no pagaré nada más que mis gastos en los servicios de luz agua y gas.

El piso esta muy bien, lo que más me gusta es una gran azotea que rodea todo el edificio y que es solo para mí.  Esta la voy a decorar a mi gusto, en plan Chill Out. Lo primero será hacer algo con el suelo que es bastante rugoso y picha un poco, buscaré un instalador cesped artificial Barcelona para que me lo ponga super bonito.La verdad es que con poco más le sacaré mucho partido a ese espacio, unos sofás, unas sillas y una mesa bajita harán las delicias de mis cenas y jornadas de relax, alguna planta que aguante bien el calor en un gran .macetero y unas floreció las en maceta pequeñas a sus pies, una cortina de bolas de colores y un reposa pies. Todo esto acompañado de una buena música relajante y de un buen vino y ¿qué más puedo pedir?

Bueno si, amistades, vi fio en encontrar pronto amigos con los que compartir ese paraíso en medio de la gran ciudad porque si no ¿de qué servirá que sea tan bonito si solo lo disfruto yo? Seguramente los compañeros de trabajo sea geniales y enseguida hago migas con alguno de ellos. Espero caerles bien y que me acepten ya que llevan muchos años trabajando juntos y yo seré la nueva. desde hace dos años no entra nadie nuevo a la empresa. Menuda presión .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *