¿Soy un buen candidato para recibir implantes dentales de zirconio?

Existen razones sólidas por las que, aún en los días que corren, los odontólogos establecerán que determinados pacientes no son buenos candidatos para someterse a ciertos tratamientos. Sin embargo, con el avance de la ciencia y la tecnología, esto es cada vez menos frecuente. Ese es el caso, por ejemplo, de la aplicación de implantes dentales de zirconio, que al ser menos invasivos que los del pasado que utilizan metal y al limitar el riesgo infección y alergia, permiten que cada vez más personas tengan una alternativa viable para restaurar su sonrisa.

¿Cuándo habrá objeciones?

Más que oponerse a que recibas implantes, lo que el especialista hace cuando indica que no eres buen candidato para este procedimiento, es protegerte de complicaciones serias que pondrían en un riesgo tangible el bienestar de tu boca y de tu salud en general. Esto ocurre cuando presentas problemas de cicatrización o coagulación de la sangre, lo mismo que cuando padeces infecciones severas que pueden ingresar al torrente sanguíneo durante el procedimiento poniéndote en riesgo de ser atacado por septicemia (una agresiva infección generalizada). Es muy posible que tampoco se te recomienden este tipo de tratamientos cuando sufres de alergias agudas a los materiales y medicaciones utilizadas durante la restauración.

¿Hay alternativas para mí?

Desde luego. Como lo dijimos antes, si sufriste pérdida parcial o total de tu dentadura, los implantes dentales de zirconio son una opción inclusive si padeces enfermedades crónicas controladas que afectan la cicatrización o la coagulación. Sucede que durante la aplicación, el tejido se invade mínimamente, por lo que tu cuerpo no deberá pasar por un largo y delicado proceso de recuperación. Esto quiere decir que los riesgos de complicaciones se reducen drásticamente. Y esto no es todo. El zirconio es estéril como el acero, pero se adapta con mayor facilidad al tejido sin provocar molestias y sin favorecer la multiplicación bacteriana. No dudes más y comunícate con los especialistas de la Clínica Muller en Valencia, pues ellos evaluarán tu caso y te guiarán de manera segura y satisfactoria durante todo el tratamiento.

Imagen cortesía de http://mpolitico.com/. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *